domingo, 17 de diciembre de 2017

Terminando el año


¡¡Vaya semanitas!!
Menos mal que ésta es la recta final y descanso unos días hasta pasar Reyes. 
Los estudios me llevan de cabeza, muy tensa y nerviosa. 
Un respiro no le viene mal a nadie, ¿verdad? 
Las clases están yendo bien, aprendo, practico, tomo confianza, 
me relaciono con mis compañeros y afronto situaciones 
que me dan vergüenza y pudor. 
Desde muy pequeña me ha costado desvestirme delante de gente 
y sigue siendo así, sin embargo con este curso, 
estoy dando pasitos. 
No es necesario quitarse toda la ropa. 
Practicamos entre nosotros los masajes y vamos por zonas. 
Parte superior o inferior… y con una toalla 
tapamos la que se queda al descubierto y no vamos a trabajar. 
Lo admito. 
Lo paso mal. 
Pero una vez metida en materia, 
me olvido de todo y me centro en lo que tengo que hacer y/o han de hacerme. 
He conseguido crear como una especie de barrera, 
por llamarlo de algún modo, profesional. 
Y me lo tomo muy en serio. 
No soy yo, no es mi cuerpo.
 Respiro, me relajo. 
También está el hecho de que tengo cierto rechazo al contacto físico.
Otro tabú para mí. 
Me cuesta tocar a los demás y me avergüenza que me toquen. 
Tengo muchos complejos a la vez que carencias afectivas. 
Así que imaginad el cóctel. 
 En fin... hay que seguir luchando,
siempre hacia adelante y afrontando miedos
en busca de un futuro mejor. 

2 comentarios:

  1. ¡¡Mi más enhorabuena!! Ya te lo dije una vez, pero te lo vuelvo a decir, eres un ejemplo a seguir. Estoy segura que vas a superar los retos pendientes. Eres una persona luchadora, que se esta superando con creces. A seguir brillando ;)

    ResponderEliminar